miércoles, 13 de noviembre de 2013

Mi colonia

Una frivolidad, que no todo tiene que ser siempre tan serio. Lo escribí, como todo, hace tiempo, pero creo que nadie o casi nadie lo conoce. Ahí va mi frivolidad, «mi colonia»:


Aspiro el aire cuando paso,
busco mi olor
y sigo mi rastro.

Me parezco
a una novia enamorada
o a una jovencita
en celo.

Mi colonia
me gusta.

No hay comentarios: