miércoles, 25 de noviembre de 2009

25 de noviembre

No levantes tu mano

para atrapar mi cuerpo.

No levantes tu voz

para aplastar mi honor.

No levantes tu orgullo

para humillar mi alma.

2 comentarios:

Angel Santos dijo...

Muy bonito Alvaro.

Presiento que es el comienzo de algo más importante.

Jorge dijo...

Sinceramente, prefiero tus versos a las frases enlatadas con las que nos amenizas cada semana.
Aunque no quiero decir con eso que no me gusten tus comentarios sobre las mismas, pero...
Un abrazo