jueves, 24 de abril de 2008

Sonetos monosilábicos

Uno de los sonetos que más me ha impresionado, por su originalidad y su plenitud de significado, es el famoso soneto monosilábico de José Hierro:


fe
de


y

qué
fui.

No

hoy

lo
que
soy.

He intentado muchas veces escribir también algún poema monosilábico, con sentido. Y he aquí los resultados, pobres en comparación con la grandeza de Hierro:

De
mí,
la
hiel;

de
ti,
la
miel.

En
ti,
prez;

en
mí,
hez.


Yo
te
soy
fiel,

no
te
doy
hiel.

Es
la
faz

de
la
paz.

1 comentario:

Jesús dijo...

Geniales sonetos, me encantaron.