martes, 27 de septiembre de 2011

Olvido

He jugado
el juego de los cuerpos
y he perdido
casi siempre
en el tanteo.

No te extrañe entonces
que defienda mi costado
del ataque de tus dedos,
ni que sea mi caricia
una coraza,
o se escondan
besos y ojos
tras de la careta.

****

Teléfono callado,
ausencia,
noche en soledad.

****

El camino
se ha quedado despoblado
de posadas.
Silencio y baches,
ya ni amapolas,
ocupan la cuneta.

No hay comentarios: